Un solo interpretado por María Muñoz o Federica Porello donde la música de Bach acompaña el movimiento puro de las ballarinas.

Bach se presenta como un estudio del movimiento, la mirada, el ritmo, la respiración y la presencia en relación con la musicalidad. Es una selección de preludios y fugas contenidos en los dos libros que configuran El clavecín bien temperado compuesto por Johann Sebastian Bach en el siglo XVIII, en el que María Muñoz combina la danza de algunos preludios que suenan en directo con la memoria de algunas fugas bailadas en silencio.

La presencia de la intérprete evoluciona dentro de un puro trabajo de movimiento.

Bach es un riguroso trabajo de lenguaje de movimiento para el que María Muñoz necesitó viajar sola hacia lugares probablemente innegociables respecto a su entendimiento profundo de la musicalidad.

En la primera versión completa de la pieza, estrenada en el Festival Temporada Alta 2005, la grabación minuciosa y exhaustiva realizada por el pianista canadiense Glenn Gould (1932-1982), acompañaba a la bailarina aportando una corporalidad inusitada, la del pianista que, con su respiración y susurrar parecía estar presente en la escena.

En 2018 se presentó una reinterpretación del solo con música en directo en la Filarmónica de Paris, en colaboración con el Théâtre de la Ville de Paris, con Dan Tepfer quien, tan conocedor del repertorio clásico como experimentado en la improvisación de jazz, aporta una vitalidad y textura diferente al solo, acompañando a María Muñoz con su interpretación en vivo y estableciendo un diálogo que refuerza la improvisación en un juego de complicidades.

En 2016, María Muñoz transmite la pieza a Federica Porello, intérprete italiana que trabaja con Mal Pelo y desde entonces también representa Bach.

Una producción de Mal Pelo. Con la colaboración del Teatro Real y Teatre Lliure. Estrenado en el Espai Lliure de Barcelona el 26 de febrero de 2004 en una primera versión y en el Festival de Tardor de Catalunya Temporada Alta 2005 en su versión definitiva.

Bach se ha representado más de 150 veces desde su estreno y se ha representado en España, Italia, Marruecos, Canadá, Inglaterra, Alemania, Jordania, Siria, Austria, Francia, Colombia, EUA, Líbano o la República Dominicana, entre otros. Lo han programado espacios de referencia como son el Teatre Lliure, Teatro Real, Agora de la danse (Quebec), Ópera de Damasco, Théâtre les Abesses (París) o HAU2 (Berlín), entre muchos otros. 

Bach ha recibido el Premi de la Crítica ( Barcelona 2018 ) y el Premi de la Crítica a Federica Porello como mejor intérprete femenina de danza.

Creación: María Muñoz
Interpretación: María Muñoz o Federica Porello
Música: Clave Ben Temperat, Johan Sebastian Bach
Versión enregistrada interpretada por: Glenn Gould
Versión piano en directo: Dan Tepfer
Ayuda a la dirección:  Cristina Cervià
Asistent ensayos: Leo Castro
Realización vídeo: Núria Font
Iluminación: August Viladomat
Fotografía:  Jordi Bover
Vestuario: Montserrat Ros
Producción, promoción y distribución: Gemma Massó, Rita Peré, Eduard Teixidor

Espectáculo con una duración de 50 minutos.

Photos