Highlands es el título de la nueva producción de Mal Pelo. Un espectáculo que cierra el Bach Project, la última entrega de la tetralogía sobre la música de Bach.

Creación coral para espacio escénico. Cuarta parte de la tetralogía.

Después de más de una década explorando la música de Johan Sebastian Bach, Mal Pelo presenta Highlands, la última pieza de la tetralogía inspirada en la música del compositor.

Highlands es una eclosión del trabajo gestado y madurado en los espectáculos anteriores (Bach, On Goldberg Variations / Variations y Inventions) donde hemos analizado y profundizado en la escucha y la visualización de las estructuras, armonías, voces y desarrollo de la música de J.S. Bach. Un estudio que, a lo largo de muchos años, nos ha provocado preguntas, curiosidad y muchas horas de búsqueda en torno al diálogo entre la danza y la música barroca del contrapunto.

Highlands es un trabajo sobre la búsqueda de la espiritualidad y de lo mundano, sobre las preguntas sin respuesta, sobre la paradoja temporal de lo humano enfrente al tiempo profundo de la historia.

Un viaje sonoro y visual donde el espectador siente la fuerza del grupo en el espacio, la presencia del individuo, y donde la mezcla de diferentes disciplinas convoca a un cuerpo plural, dispuesto a ser habitado y atravesado.

Sacro, solemne, vitalista, a veces mundano y con algún punto surrealista, Highlands es un espectáculo de danza, pero también un refugio espiritual construido con la música de Bach en diálogo con la de otros compositores: Henry Purcell, György Kurtág, Ärvo Part, Benjamin Britten y Friedrich Händel. La palabra irrumpe en medio de la danza y la música con textos de John Berger, Erri de Luca y Nick Cave.

Mal Pelo crea un amalgama de elementos tejidos a través de un espectáculo reflexivo e intenso interpretado por un elenco excepcional.

Una propuesta para 16 intérpretes. 8 bailarines, 4 cantantes y 4 músicos de cuerda.

Un concierto del espacio, los cuerpos y la música.

LA MÚSICA

¿Qué es Highlands? ¿Es una metáfora, un mundo onírico, una fantasía?

En el espacio donde se presenta, la línea dramática que separa el espacio de aquí con el del más allá, el imaginario, tiene una exposición visible. Musicalmente, los retos y los límites de leer un texto compuesto en el siglo XVIII desde la Europa del 2021 plantea las mismas dudas: ¿Qué es la música de Bach para nosotros? ¿Es una metáfora, un mundo onírico, una fantasía?

Quizás la música y su contexto son dos elementos simbióticos, toda la música es buena si tiene una función. En nuestro caso, no hemos hecho una elección estética y decorativa de la música, sino que nos hemos sumergido en una escucha profunda durante meses hasta encontrar el corazón de cada pieza que se utilizaba a la vez para un global llamado Highlands y a la vez lo transformaba.

La música de Bach es extraordinaria por la cantidad de cualidades en sus ingredientes: La retórica, la artesanía, la inspiración, la fuerza dramática y también la belleza – no me da miedo hablar de belleza.

Gyorgy Kurtag dice “en la música de Bach, en cada instante hay la plegaria…” “…En una fuga de Bach, donde hay la crucificción, se escuchan clavos”.

Es esta fuerza poética la que hemos querido resaltar y poner al servicio de la pieza coral Highlands. A través de ver la música resonando en el cuerpo de los bailarines hemos aprendido tanto sobre el significado de esta música como del análisis de la escucha.

A través de la música de Bach visitamos diferentes momentos de su vida: los días de Weimar con su cantata 150, la muerte de su mujer Barbara en la Xacona o en Tombeau, dedicado a ella; su propio atardecer con la Fuga XIV del Arte de Fuga, inacabada, y con una nota en la partitura de su hijo Carl Philipp: “Über dieser Fuge, wo der Name B A C H im Contrasubject angebracht worden, ist der Verfasser gestorben.” “En esta fuga, en el momento donde el nombre B A C H aparece como contrasujeto, el compositor murió.”

En la sección central de Highlands, el desarrollo, Kurtag, Purcell y otros compositores visitan el genio alemán.

La estructura simétrica de Arvo Part aparece dos veces como elemento geométrico, de la misma manera que lo hemos querido explorar en el diálogo entre voces en las Inventions de Bach o la construcción de las fugas.

Diferentes motivos nos acompañan de forma sutil o más evidente, como el Coral 85 “ist got mein schutz und treuer Hirt” que aparece en diferentes momentos del viaje y en diferentes tratamientos resultado de una experimentación siempre respetuosa con la música y con sus posibilidades.

El trabajo musical de Highlands es un trabajo coral donde hemos jugado con una calidad y cantidad de material inmensa y el equipo de bailarines y músicos nos hemos hecho nuestra una selección que se ha convertido en nuestra banda sonora.

Joel Bardolet

Dirección María Muñoz y Pep Ramis / Colaboración en la dirección Leo Castro, Federica Porello / Creación y danza Pep Ramis, María Muñoz, Federica Porello, Leo Castro, Zoltan Vakulya, Miquel Fiol, Enric Fàbregas, Ona Fusté / Dirección musical Quiteria Muñoz y Joel Bardolet /Cuarteto de cuerda: Joel Bardolet, violín; Jaume Guri, violí; Masha Titova, viola, i Daniel Claret, violoncel. Cuarteto de voces: Quiteria Muñoz, soprano; David Sagastume, contratenor; Mario Corberán, tenor, y Giorgio Celenza, bajo / Música Johann Sabastian Bach, Arvo Pärt, Henry Purcell, György Kurtág, Georg Friedich Haendel / Textos Nick Cave, John Berger, Erri de Luca.

Espacio sonoro Fanny Thollot /  Diseño de iluminación August Viladomat e Irene Ferrer /Escenografía Kike Blanco / Vestuario CarmePuigdevalliPlantés / Edición video Leo Castro/ Dirección técnica Irene Ferrer / Técnico sonido Andreu Bramon / Técnico escenario Genís Cordomí / Fotografía Tristán Pérez-Martín /

Producción Mal Pelo / Coproducción Mercat de les Flors; Théâtre de l’Archipel – Scène Nationale de Perpignan; Théâtre Garonne – Scène européenne de Toulouse;  ICEC – Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya; Teatre Principal de Palma de Mallorca, Consell Insular; Festival de Otoño, Comunidad de Madrid / Residencia de creación Théâtre de l’Archipel – Scène Nationale de Perpignan / Con la colaboración Théâtre des Quatre Saisons de Gradignan – Scène Conventionnée, Temporada Alta – Festival Internacional d’Arts Escèniques, L’animal a l’esquena – Centre de Creació de Celrà.

Photos