Todos los nombres es un viaje de búsqueda a través de los nombres que configuran un cuerpo específico, que lo habitan y lo proyectan.

Una reflexión sobre la designación y la confirmación propia a través de los nombres.

La obra parte del interés en investigar desde la palabra y desde el cuerpo lo que significa nombrar.
La arquitectura básica de nuestro cuerpo, el de cada cual, se ha ido perfilando en torno a los nombres. Nombrar, en este sentido, es esculpir una voluntad de descifrar lo que soy, aquello a lo que pertenezco y que por tanto me define.

“La pregunta por la identidad adquiere un carácter ético difícilmente eludible. Preguntarnos por nuestra identidad no es interrogar sólo quienes somos sino qué y cómo debemos ser, cuál es el sentido del juego de la vida que jugamos, cómo podemos dar sentido a nuestras acciones, a nuestros afectos y a nuestros desafectos…Al responder, nos nombramos.”

Carlos Thiebaut 

 

Los textos del espectáculo, escritos durante del proceso de creación, son fruto de diferen- tes improvisaciones y están inspirados en el libro de Carlos Thiebaut, Historia del nombrar.

Entre María Muñoz y el filósofo madrileño se estableció una relación telefónica y epistolar que ha nutrido la obra. Otra aportación muy especial ha sido ofrecida por John Berger, colaborador habitual de Mal Pelo, quien escribió un sms que se ha convertido en un eje vertebrador de Todos los nombres.«

«Todos tenemos muchos nombres y cada uno tiene su adjetivo, son como prendas de vestir, muéstralos y luego despójate de ellos uno a uno. Cuando no tenemos nombres estamos desnudos. Estar desnudos es una forma de esperar, esperar a que te den un nombre, el primero.»

John Berger

.

La obra explora dos vías a través de sendos personajes: uno se denomina Presente y es cercano a la memoria personal, y el otro es un conejo llamado Carnaval que se dedica a filosofar y a nombrar hablando. Carnaval alterna momentos de reflexión sobre temas esenciales con instantes en los que se convierte en una autoparodia que cavila sobre la idea del nombrar.

La música de Todos los nombres ha sido compuesta por el compositor e improvisador portugués Nuno Rebelo, el contrabajista John Edwards y el compositor e improvisador inglés Steve Noble.

La coherencia final es responsabilidad del diseñador de sonido Àlex Polls, que se ha encargado de las mezclas, y de Pep Ramis, encargado de editar la música en tiempo real seleccionando y relacionando con cada escena un total de 60 sonidos, algunos textos grabados y ambientes creados por los músicos para la pieza.

Magali Rousseau y Ben Heinzel-Lichtwark se han encargado de la construcción de los objetos escénicos. Se han utilizado elementos frágiles: papel, pequeñas cuerdas y poleas, hojas vegetales y un par de ingeniosos objetos motorizados.

El resultado es una puesta en escena es austera y específica.

Creación y interpretación: María Muñoz

Dirección artística y espacio escénico: María Muñoz, Pep Ramis

Colaboración con la dirección: Leo Castro

Texto: Mal Pelo

Música: Steve Noble, John Edwards, Nuno Rebelo

Músicas adicionales: Peteris Vasks, Arnaldo Antunes

Disseño de iluminación: August Viladomat

Disseño de sonido: Àlex Polls

Objetos escénicos: Ben Heinzel-Lichtwark, Magali Rousseau

Vestuario: CarmePuigdevalliPlantéS

Realización y edición vídeo: Xavier Pérez

Fotografía: Jordi Bover

Producción: Mamen Juan-Torres

Promoción y coordinación: Eduard Teixidor

Con la colaboración de Carlos Thiebaut, John Berger,

Anna Subirana, Ramón Rey

TODOS LOS NOMBRES se estrenó el 20 de octubre de 2010 en  Agora de la Danse de Montreal, Canadá.

Photos

Past dates

Loading...